Asombrosos hallazgos encontrados en Norte América

¿Estás necesitando un poco de estímulo? ¿Tu adrenalina no está con los niveles suficientes porque hace tiempo que vas por algún hallazgo excitante y éste no ha llegado aún?

Pues bien; vengo a tu rescate, porque nada como las historias de hallazgos para renovar energías y ponerte a tono para planificar tu próxima excursión de búsqueda de tesoros.

Tendría muchas anécdotas para elegir, pero algunas de las más excitantes noticias llegan desde norte América, que parece ser una cantera sin fin tanto para buscadores profesionales, amateurs e incluso para transeúntes casuales que, de la mano de un golpe de suerte, se topan con hallazgos increíbles.

Tal el caso de una noticia que aparece en 2014, que relata que pareja que estaba paseando a su perro en el estado de California, encuentra en su propiedad una lata apenas enterrada (mejor dicho, con partes ya expuestas al aire) que estaba… ¡llena de monedas de oro!

La nota refiere que, por razones obvias, no se ha revelado la locación exacta de su propiedad, pero si se menciona que el gran misterio es y seguirá siendo, quién ocultó las piezas de oro, que se posteriormente se determinó fueron acuñadas entre 1847 y 1894, en una variedad de latas de metal del siglo XIX en tierra que finalmente resultó ser algo así como el patio trasero de su propiedad.

Pero claro, obviamente los hallazgos no siempre son casuales y tendrás muchas más oportunidades dedicando tiempo al pienso de seleccionar buenos lugares de búsqueda y de la mano de buen instrumental de detección que aumente las prestaciones de búsqueda.

Ha pasado mucho tiempo desde el primer uso de detector de metales al que se hace referencia en norte América (allá en 1881, cuando Alexander Graham Bell usando un rudimentario ancestro de nuestros modernos aparatos, intentó encontrar una bala alojada en el pecho del presidente James A. Garfield). Llegó a ser un poco más frecuente en la década de 1920 antes de ser ampliamente utilizado durante la Segunda Guerra Mundial.

En Norteamérica en particular, varias son los hallazgos que se reportan, he aquí una mínima selección.

En 1977, un hombre de California encontró una especie de recipiente antiguo de 4.9 kg de peso, con 132 piezas de oro en su interior. Más tarde fue conocido como “The Mojave Nugget” y es la pieza de oro más grande jamás encontrada.

En fecha más reciente, en 2012, un niño de 13 años en el estado de Nuevo México encontró un meteoro de dos libras en el suelo que había estado enterrado durante 10,000 años, dice el LA Times.

¿Suficiente? ¿Has retomado bríos para emprender un nuevo desafío aventurero de búsqueda de metales? Si es así… ¡tarea cumplida!

Fuentes: Reuters , Bussines insider

Sale

Unavailable

Sold Out