¿Dónde debería comenzar a detectar metales?

Tan importante como elegir un buen lugar para iniciar nuestra experiencia de detectar metales, es – sin duda - contar con un buen equipo para hacerlo. En mi experiencia, más que un buen equipo, es mejor directamente invertir en el mejor equipo detector de metales que puedes conseguir en este momento, porque créeme que no será un gasto, sino toda una inversión que recuperarás fácilmente.
 
Así como el conocido “mantra” de los agentes inmobiliarios es “location, location, location…” en este caso para nosotros decir “ubicación, ubicación, ubicación…”, es igualmente importante, pero es necesario agregar una premisa más a esta consigna “ubicación sí…, pero nunca improvisar”. Realizar una búsqueda de metales que tenga un mínimo de oportunidades de éxito requerirá de tu parte una etapa de pienso y otra de planificación. En esta línea, trataremos de orientarte desde este artículo.
 
La primera de las reglas, o si quieres la definitiva para incluir o descartar un lugar en tu lista de sitios, es determinar si por ese lugar ha pasado o pasa mucha gente o no. A pensar con cuidado: en lo que hoy es un bosque, pudo haberse desarrollado alguna batalla en la antigüedad y créeme que en esos sitios queda mucho, pero mucho material del tipo que estarás buscando y deseas encontrar. Así que ese parámetro “lugar donde ha pasado mucha gente” has de evaluarlo no sólo en el presente sino siglos atrás incluidos.
 
En ese sentido, es recomendable estudiar un poco la historia de la zona en la que vives o deseas desarrollar tu búsqueda; si no te sientes capaz o con tiempo de estudiar mi consejo es que busques un socio o socia que lo haga. Obtendrás muchos datos que podrás traducir en información valiosa.
 
Hay que pensar con mente abierta, a veces los momentos más desesperados son los que obligan a las personas a esconder pertenencias bajo tierra, tanto voluntariamente como por accidente las cosas más preciadas terminan enterradas (monedas, joyas, armamento…) y el secreto de su existencia muere con su dueño.
 
Por tanto, en tu investigación debes incluir lugares donde se hayan dado actos delictivos, batallas, robos sin resolver, pueblos o zonas que acogieran a personas refugiadas (quienes sin duda llevarían consigo sus pertenencias más valiosas…)
 
Por último, pensemos en tu planificación. Lo recomendable es pensar en rutas que incluyan las consideraciones antes mencionadas, pero desde mi experiencia agregaría un factor interesante que da buenos resultados: ser oportunista (en el buen sentido de la palabra, claro). ¿Qué quiero decir? Que aproveches excavaciones que se estén realizando en estos momentos en cualquier zona: donde se estén construyendo edificios, donde se vayan a construir puentes, túneles o nuevas carreteras… en fin, todo está allí servido en bandeja y queda cerca de la superficie para ti.
 
¡A dar el paso entonces! La detección de metales es tan desafiante como fascinante. No dejes pasar esta oportunidad.

Sale

Unavailable

Sold Out